La revolución de las casas de apuestas en el fútbol inglés

Es un hecho, el siglo XXI ha traído consigo la normalización y el cambio de ciertas ideas, es así como las apuestas deportivas aquí se han convertido en algo normal que puede ser llevado a cabo por prácticamente cualquier persona (que sea mayor de edad). Es algo normal, estas competencias suelen ser muy atractivas y un montón de personas encuentran placer o satisfacción en realizar este tipo de actividades, obviamente también se sienten felices al ganar dinero con ello.

Esto es algo relativamente nuevo, este tema ha sido un tabú durante prácticamente toda la historia, pues las apuestas eran vistas como algo malo, nocivo, innecesario. El cambio en la mentalidad que ha venido con los nuevos años ha permitido normalizar estas actividades. Hoy en día en la Premier League salieron de escena las empresas de bebidas alcohólicas por ejemplo y llegaron las casas de apuestas, todo esto en cuanto a la publicidad de los equipos.

De hecho, el alcance de las apuestas es tal, que no solo están en las camisetas, sino en prácticamente todos lados: estadios, patrocinio general de los clubes e inclusive algunos medios de comunicación. El hecho de que en este mercado se genera tanto dinero vuelve propicia la situación para llegar a tantos lados.

¿Hasta dónde llega este fenómeno? 

En esta temporada exactamente la mitad de los equipos que conforman la primera división inglesa van a tener una empresa de apuestas como patrocinador principal de sus uniformes. La lista exacta es: Bournemouth, Aston Villa, Burnley, Crystal Palace, Everton, Newcastle, Norwich, Watford, West Ham y Wolves.

Ahora, es normal que algunos piensen que esta hegemonía publicitaria (que abarca estos 10 equipos) es algo malo, pero ¿realmente es así? Pues hay muchos factores que tenemos que tomar en cuenta y todo va a depender de tu manera de ver las cosas, pero te podemos adelantar que no es algo perjudicial.

Las casas de apuesta generan muchísimo dinero, esto las convierte en potenciales inversores que puedan mejorar la calidad de muchas entidades deportivas; de esta manera clubes pequeños se asocian con ellas y comienza una relación ganar – ganar; los equipos reciben una buena inyección de dinero (algo absolutamente necesario para siquiera pensar en poder competir cara a cara con los grandes del fútbol, o en algunos casos al menos mantenerse en la primera división) y las empresas reciben el foco de atención que necesitan para poder seguir creciendo.

Sin embargo, actualmente algunas personas y grupos se oponen a esto, y es que la irrupción ha sido tan drástica que evidentemente iba a incomodar a ciertos personajes. Las autoridades británicas están estudiando a qué opciones pueden recurrir para al menos regular el auge de todo esto. Es entendible dentro de lo que cabe que les asuste este fenómeno, pero con casos como el del estadio del Stoke City, cuyo nombre es Bet365 Stadium, parece que será bastante difícil.

¿Eres de los que sigue la Premier League?