Solo para novos clientes | Contenido Comercial | +18

Con la llegada del fin de año toca hacer un repaso a todo lo que 2017 ha dejado para el recuerdo, y no hay nada más visto que esos anuncios que han salido en televisión y que han conseguido quedar grabados en la memoria de todos los espectadores. Aquí vamos a hacer un repaso de los 10 mejores anuncios de 2017 para que ninguno acabe olvidado, algo que no se merecen en absoluto.

Pipas Tijuana

Las pipas no siempre son un producto fácil de anunciar, aunque parece que la empresa Pipas G ha dado con la clave apostando por una publicidad fresca, divertida y muy enfocada al público más juvenil. Con su anuncio de la variedad Tijuana la compañía ha conseguido quedar en la memoria de todos gracias a un trío de pipas que cantan una de las sintonías del año, algo que les ha hecho merecerse estar en el top 10 de los anuncios de 2017.

Fanta

La firma de refrescos ha creado una de las campañas más originales de este año. Apoyándose en la figura de El Rubius, la compañía ha lanzado una serie de spots muy enfocados a la cultura juvenil consiguiendo una de las mejores campañas del año. Especialmente recordado es el anuncio dedicado al verano y a las vacaciones, aunque puede que todos merezcan estar en esta lista.

Chicfy

Si ha habido una revelación sorprendente en el último año ha sido sin lugar a duda la de esta app dedicada a la venta de ropa. Los creadores acertaron plenamente con el baile y la canción del anuncio. Tanto es así que el tema llegó a convertirse en un fenómeno durante el año, por lo que la compañía tuvo una presencia televisiva de lo más importante en prácticamente cualquier franja horaria.

picture

Wallapop

Esta aplicación no es nueva en lo que a anuncios originales y divertidos se refiere. No obstante, su campaña de 2017 ha ido un paso más allá destacando especialmente el anuncio dedicado a la venta de coches a través del app. Fresco, ingenioso, divertido y dirigido a un público muy amplio, el anuncio de Wallapop tiene todo lo necesario para ser una apuesta segura en cualquier ranking que quiera valorar los mejores anuncios del año.

Desigual
La compañía de ropa Desigual sorprende tanto con sus diseños como con sus campañas publicitarias. La temática de este año ha dejado de lado el punto frivolidad que siempre han tenido los spots de la empresa para centrarse en un elemento de sofisticación y elegancia que siempre queda bien en el mundo de la moda, por lo que se merecen estar entre los mejores anuncios publicitarios del año.

El Corte Inglés
Quiérete me fue eslogan utilizado por la firma española para crear una de las mejores campañas de todo el año. Su apuesta iba dirigida especialmente a los momentos de rebajas, pero la canción ha conseguido calar de una forma muy importante en todo el público. Imposible resistirse tanto al lema de la campaña como a todo lo que rodea el anuncio de televisión, algo complicado de conseguir y más si se tiene en cuenta que la empresa suele apostar por formatos muy clásicos para sus anuncios.

Amazon 
Otra compañía que ha dado plenamente en la diana. Para promocionar sus servicios Prime, Amazon lanzó dos anuncios en el que aparecían un perro y un poni en distintas situaciones. Con una gran cantidad de humor y un mensaje muy claro en lo que a la rapidez de envío de su servicio se refiere, los anuncios de Amazon deben ser de los más celebrados en el actual año por cualquiera.

Colacao Shake
Agitar el mundo fue el mensaje de la campaña de esta conocida empresa. Su anuncio lo transmite a la perfección apostando por un lenguaje visual muy juvenil que termina atrapando a todo el que se detiene a disfrutar del anuncio.

Pizza Casatarradellas
Una hija que llega llorando a casa, un padre que no sabe consolarla y, por supuesto, una pizza compartida entre ambos como solución de todos los males. Estos son los sencillos y efectivos ingredientes de un anuncio que demuestra que la venta emocional no está reñida en absoluto con la comida.

Kenzo World
Diferente y muy especial, la campaña de Kenzo debe estar en esta lista por haber roto moldes y por ser magnético en todos los sentidos.