La publicidad es un medio con un gran poder de convicción. Es la herramienta que marcas y empresas utilizan para mostrar a un público objetivo las maravillas de sus nuevos productos, las virtudes que reúnen y cómo podrán mejorar la vida de todo el mundo. Emplear adecuadamente este medio es vital para conseguir los mejores resultados posibles, el ansiado éxito de ventas. Llegar a esa meta implica el trabajo de personas con una imaginación a su completo servicio, donde todo su potencial y destreza dan lugar a anuncios que perduran en la mente de las personas pese al paso del tiempo.

En el camino para la creación de esas pequeñas maravillas del marketing que son los anuncios publicitarios nacen ciertas ideas que, pese a ser brillantes no llegan a ver la luz, se quedan en la línea de meta y no pueden competir en la carrera hacia la popularidad en la que todos los anuncios emitidos toman parte, pero ¿qué hace que estos anuncios queden en el baúl de los recuerdos?

Causas por las que algunos anuncios son rechazados y otros aceptados

Pese a estar en pleno siglo XXI todavía existen ciertos temas que no pueden mostrarse de forma explícita. Si te paras a pensar veras que, pese a tratarse con mucha más tolerancia que hace un tiempo, el racismo, el machismo o el sexo continúan siendo aún temas tabúes en muchos círculos. Precisamente esa idea todavía arraigada en la sociedad de que hay ciertas cosas que no se pueden mostrar es la causa de que se produzca una criba en los anuncios publicitarios que impiden que puedas ver algunas de las ideas más impactantes que los publicitarios crean.
Las imágenes donde se muestran ciertas imágenes o mensajes que hacen referencia directa a temas relacionados con violencia, machismo, racismo o sexo son capaces de crear un fuerte impacto en la población y precisamente por eso no llegan a ver la luz en televisión. Afortunadamente, Internet es una fuente de sabiduría y precisamente en ese inmenso ciberespacio se pueden desenterrar esas pequeñas joyas olvidadas que nunca llegaron a cumplir su función.

picture

Algunos anuncios publicitarios que nunca llegaron a emitirse
Dentro de los anuncios que más impacto pueden llegar a causar de los que nunca se emitieron en televisión se puede destacar un anuncio donde se trata de evitar la matanza de animales exóticos. En el anuncio se mostraba a una mujer que tiraba de una maleta por un aeropuerto. Claramente acababa de volver de un viaje. Detrás de ella se puede ver una marca de sangre que sale de su maleta. En unas letras debajo de la imagen se puede leer “Don´t buy exotic animal souvenirs”, sin lugar a dudas un anuncio impactante que pone de manifiesto la matanza que supone la elaboración de ciertos recuerdos para turistas en algunos países.

Dentro del top de anuncios que te dejarán indiferente que nunca saborearon las delicias de la televisión se encuentra uno que muestra los peligros del uso del móvil mientras se conduce. En este caso existen dos versiones del mismo anuncio, uno protagonizado por un hombre y otro donde la imagen es una mujer. En ambos casos se puede ver una persona que sostiene un móvil y se lo aleja de la oreja, ya que del aparato emana un chorro importante de sangre. En unas letras junto a la imagen se puede leer “Don´t talk while he/she drives”, un claro ejemplo de los peligros de las distracciones al volante que no llegó a las pantallas por lo explícito de su mensaje.
La implicación de menores en guerras en ciertos países también es un tema tabú que se trata con cierta delicadeza en los anuncios publicitarios, ya que se trata de un tema donde la sociedad puede sufrir un impacto importante. En este top de anuncios desterrados se encuentra uno donde se puede ver claramente a un niño de menos de diez años junto a un árbol sosteniendo un arma. El mensaje del anuncio es claro, acompañándose la imagen por una frase que indica que aunque a tu alrededor no veas esa imagen no significa que en alguna parte no ocurra, una llamada de atención que nunca se emitió por televisión.

El sexo constituye un tema escabroso que ha hecho que diversos anuncios hayan pasado directamente a la papelera de reciclaje. En este top de anuncios no emitidos no pueden faltar dos que resultan muy interesantes. En uno de ellos se ve la espalda de una chica. Esta chica lleva en el bolsillo de detrás de su pantalón un móvil. Claramente se ve que debajo del móvil hay una mano que sostiene el trasero de la chica. El anuncio se acompaña de un mensaje que indica que los depredadores sexuales pueden estar escondidos en el teléfono de tus hijos, como bien muestra el anuncio. El otro anuncio relacionado con esta temática que no pasa desapercibido y que nunca se emitió muestra a un hombre en una cama desnudo. Debajo de él se puede ver el cuerpo de un escorpión enorme que lo atrapa. En letras al pie de la imagen se puede leer que si no usas preservativo te expones a peligros severos, como se puede ver por la imagen donde el protagonista de la escena es prácticamente engullido por un depredador asesino. Un mensaje claro, sencillo y directo, pero excesivamente explicito como para superar la barrera de salida de los anuncios admitidos en televisión.